miércoles, 27 de marzo de 2019

I SPIT ON YOUR GRAVE

Título original: I Spit on Your Grave
Año: 2010
Duración: 107 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Steven R. Monroe
Guion: Stuart Morse (Remake: Meir Zarchi)
Reparto: Sarah Butler,  Chad Lindberg,  Daniel Franzese,  Tracey Walter,  Rodney Eastman, Jeff Branson,  Mollie Milligan,  Saxon Sharbino,  Amber Dawn Landrum.
Productora: Cinetel Films / Anchor Bay Entertainment.
Género: Terror, remake, abusos sexuales, asesinos en serie, venganza.
Sinopsis: el film nos cuenta la historia de Jennifer Hills, una chica de ciudad que alquila una aislada cabaña en la montaña para escribir su última novela. Una terrorífica tarde, un grupo de hombres del lugar asalta la cabaña y violan a Jennifer, a la que dejan prácticamente muerta. Pero Jennifer sobrevive, y consumida por la venganza, les devolverá sus actos atroces de una manera que nunca llegarán a imaginar. Remake de "Day of the Woman" (1978).
REVIEW/CRÍTICA
Debo reconocer que en su día vi esta película por casualidad. No sabía exactamente qué es lo que me iba a encontrar, ya que, no me tomé la molestia de indagar sobre ella. Sencillamente, mire la portada, leí un poco la sinopsis y empecé su visionado.
Para mi sorpresa, lo que puede encontrarme fue un metraje crudo, despiadado, lleno de crueldad y venganza, con unas actuaciones correctas, unos buenos efectos especiales y una historia bien llevada que nos tendrá pendientes de la pantalla en todo momento.
Al principio la trama tendrá un ritmo lento, pero con esa sensación de que algo perverso e inhumano está a punto de ocurrir. Y en ese sentido tener la seguridad de que no decepciona en absoluto. El eje central del filme nos llevará a una cabaña dentro de un bosque donde  Jennifer Hills (Sarah Butler) decide instalarse con la idea de buscar tranquilidad para escribir su novela. Una vez allí será asaltada por un grupo de hombres paletos, retrógrados e irresponsables que abusarán de ella salvajemente, incluido el sheriff del pueblo, hasta dejarla en un estado catatónico, dándola por muerta y siguiendo con sus vidas con total normalidad.
A pesar de todo Jennifer sobrevive y decide tomarse la justicia por su mano, llevando a cabo una de las venganzas más bestias, calculadas y sanguinarias que se recuerdan en la historia del cine. Llegados a este punto, veremos secuencias verdaderamente duras, de una violencia extrema y visualmente muy explícitas. La actuación de nuestra protagonista es sencillamente genial, ofreciendo una enorme verosimilitud a la trama y haciendo que el espectador pueda percibir en todo momento la desesperación, el dolor y la humillación que siente.
I Spit on your Grave es un remake de Day of the Woman (1978). Curiosamente encontramos una paradoja con respecto al clásico del 78. La escena de la violación es mucho más larga y angustiosa en la versión antigua, sin embargo este nuevo largometraje nos ofrece una venganza muchísimo más bruta y prolongada. He de decir, que en el cómputo global me parece superior esta nueva versión de 2010, aunque habrá opiniones para todos los gustos.
En definitiva, película interesante que, aunque el argumento resulte algo trillado, no decepciona lo más mínimo. Eso sí, no esperéis grandes giros argumentales ni sorpresas, ya que, en ese sentido es muy predecible.
Abstenerse de verla gente sensible y que no tolere bien secuencias duras y desagradables.


sábado, 23 de marzo de 2019

GHOSTLAND


Título original: Ghostland
Año: 2018
Duración: 91 min.
País: Canadá
Dirección: Pascal Laugier
Guion: Pascal Laugier
Reparto: Crystal Reed,  Anastasia Phillips,  Mylène Farmer,  Taylor Hickson,  Emilia Jones, Rob Archer,  Suzanne Pringle,  Adam Hurtig,  Alicia Johnston,  Ernesto Griffith, Erik Athavale,  Kevin Power,  Paul Titley,  Terry Ray.
Productora: Coproducción Canadá-Francia; 5656 Films / Logical Pictures / Mars Films
Género: Terror, asesinos en serie, slasher
Sinopsis: Una madre y sus dos hijas heredan una casa. Pero en su primera noche, aparecen unos asesinos y la madre se ve obligada a luchar para salvar a sus hijas.              
REVIEW/CRÍTICA
Y después de tanta broza cinematográfica se vislumbra un rayo de luz llamado Ghostland. Grata sorpresa de la mano de Pascal Laugier en un slasher que, aunque no es Martyrs, sí que pueden apreciarse algunas similitudes en los dos filmes: angustia, claustrofobia y algún giro espectacular en la trama.
Antes de nada me gustaría hacer una advertencia a todos los que tengan intención de ver la película: no os fieis de la sinopsis porque el argumento no es tan simple como uno podría imaginar. Nada es lo que parece.
La historia nos lleva una vieja casa que ha heredado una madre y sus dos hijas, Vera y Beth. No pasan ni quince minutos del metraje cuando son asaltadas por una pareja de dementes, que harán de sus vidas un auténtico infierno, donde la desesperación y la locura se harán, por momentos, insoportables.
De lo que a simple vista parece ser el típico y manido relato de “casas del terror”,  acaba aflorando un producto totalmente innovador, con un enfoque transgresor y original donde el director va más allá, ofreciéndonos un horror psicológico con unos giros brillantes en el guion. La atmósfera tiene ese halo oscuro e inquietante que nos mete de lleno en situación, la fotografía es muy acertada y la música va perfectamente en consonancia con el entorno vesánico que se desprende.
No es arriesgado decir que estamos ante una de las obras destacadas del 2018 en el cine de terror. Recomendable a cualquier persona que le guste este género y que quiera pasar un rato tenso, entretenido y por momentos, algo incómodo.

PREMIOS
2018: Festival de Sitges: Sección oficial a competición.


jueves, 21 de marzo de 2019

À L'INTÉRIEUR


Título original: À l'intérieur (Inside)
Año: 2007
Duración: 83 min.
País: Francia
Dirección: Alexandre Bustillo,  Julien Maury
Guion: Alexandre Bustillo
Reparto: Béatrice Dalle,  Alysson Paradis,  Nathalie Roussel,  François-Régis Marchasson, Jean-Baptiste Tabourin,  Dominique Frot,  Claude Lulé,  Nicolas Duvauchelle, Aymen Saïdi.
Género: Terror, thriller, gore,  slasher, asesinos en serie
Sinopsis: Una mujer embarazada y viuda (Alysson Paradis), cuyo novio ha fallecido recientemente, pasa la noche de navidad a solas, completamente afligida por la pérdida del padre de su bebé, cuando una extraña (Béatrice Dalle) se presenta en su casa...
REVIEW/CRÍTICA
Hay un célebre proverbio que reza lo siguiente: "si no vas a cumplir, ni ilusiones ni prometas". Y así podría concluir esta reseña. Pero no quiero apresurarme, así que empecemos por el principio.
El metraje gira entorno a una mujer que está a punto de dar a luz después de haber perdido a su pareja en un accidente de coche unos meses atrás. Visiblemente afectada por lo ocurrido, lo único que le queda es aferrarse a su bebé para sacar fuerzas y seguir adelante. El día de Nochebuena, quedándole una sola noche para el alumbramiento (natural o provocado), se presenta en su casa una desconocida vestida de negro que tratará por todos los medios de arrebatarla la vida y quedarse con el hijo que yace en su interior.
Partiendo de esta idea, podríamos describir À l'intérieur como un elemento audiovisual lleno de crueldad, violencia, sangre, angustia y desatino. Con una trama verdaderamente sencilla, unas interpretaciones más que aceptables y una buena puesta en escena, el filme comienza bien, muy bien de hecho. La historia va al grano, es directa, sin irse demasiado por las ramas, con un inicio muy prometedor.
El factor más potente de la obra es el despliegue de violencia explícita que exhibe. No escatima nada en mostrarnos brutalidad y sadismo sin compasión, sin ningún tipo de complejo ni límite. La fotografía y el ambiente hacen rezumar ese aroma de nerviosismo y angustia que sin duda Alexandre Bustillo y  Julien Maury buscaban en la filmación.
Durante los primeros 50 minutos aproximadamente vemos una cascada de secuencias gore, con muchísima sangre, tensión y un desarrollo interesante (con la excepción de una de las escenas que a mi modo de ver no es demasiado lógica, pero podría perdonarse). Y hasta aquí todo correcto, pero…
A partir de ese momento todo se cae, el castillo de naipes se desmorona por completo. Si la clave principal para introducirse de lleno en su historia es la verosimilitud, aquí se la cargan sin miramiento alguno. La hacen añicos sin compasión ni motivo racional que pueda explicar semejante descalabro cinematográfico. Repentinamente y sin venir a cuento de nada, el guionista nos somete a una colección de secuencias absurdas, incongruentes y tan carentes de verdad, que consigue en tiempo record sacar a patadas de la historia al espectador. En el último tercio, a pesar de haber momentos realmente impactantes, la cinta ya no tiene ese efecto en el público; y no lo tiene, sencillamente, porque no te crees nada de lo que está pasando.
Pocas veces he visto arruinar así una película que estaba tan llena de posibilidades. Y eso que antes de verla había leído críticas que decían que era incluso superior a Martyrs. Podría explicar mucho mejor de lo que estoy hablando pero tendría que hacer spoilers y eso va en contra de mis principios.
En conclusión, el que quiera que la vea y juzgue por sí mismo.


PREMIOS
2007: Festival de Cine Fantástico de Sitges: Mejor maquillaje


TRÁILER À L'INTÉRIEUR

martes, 19 de marzo de 2019

CAUGHT


Título original: Caught
Año: 2017
Duración: 86 min.
País: Reino Unido
Dirección: Jamie Patterson
Guion: Dave Allsop, Alex Francis.
Reparto: Cian Barry,  Ruben Crow,  Aaron Davis,  Dave Mounfield,  April Pearson, Mickey Sumner.
Productora: Dandelion Productions, Gael Films,
Castleview Films.
Género: Terror
Sinopsis: Presenta la historia de una pareja de periodistas que invitan a un hombre y una mujer a su idílica casa, pero lo que empieza siendo una entrevista informal acaba convirtiéndose en una pesadilla.
REVIEW/CRÍTICA
Caught es una obra de origen británico, una mezcla ambigua de terror y ciencia ficción con un argumento poco perfilado que no consigue cautivar a los fanáticos del género.  
La trama gira en torno a una pareja de periodistas casados (la escritora Julie y el fotógrafo Andrew) en el sur de Inglaterra junto a su hijo pequeño. Conviven  apaciblemente en una casa de campo heredada de sus padres con la idea de llevar a cabo un nuevo proyecto profesional: una presentación de supuestas actuaciones militares clandestinas que tienen por objeto la protección de una planta nuclear. Cuando de repente aparecen unos visitantes inesperados muy extraños.

La película nos presenta una historia de horror sin demasiado embrollo, ofreciendo rápidamente un halo de amenaza constante. Para cumplir con esa premisa Jamie Patterson recurre a un estilo basado en el convencionalismo cinematográfico más clásico, ciñéndose exclusivamente en la interacción entre los protagonistas. Con estos mimbres se urde un largometraje donde la enigmática pareja de visitantes buscan “algo” y no dan ninguna respuesta. A todo esto se añade la conducta de estos dos sujetos, sin dejarnos demasiado claro en un principio si se trata de una pareja de extraterrestres o meros humanos que tienen un comportamiento extraño y son controlados por alguna entidad superior. 
El filme nos deja un montón de preguntas sin resolver, con situaciones violentas e incomodas, en un guion bastante confuso donde según pasan los minutos se vuelve más tedioso y pesado. Las interpretaciones son manifiestamente mejorables (especialmente la de la pareja de casados), el desenlace poco convincente y apenas puede destacarse algunas secuencias de cierta calidad, que en absoluto salvan la cara de la película. 
En definitiva, si no tienes nada que hacer y te apetece ver algo extraño y bizarro, pero con poca sustancia argumental, puedes recurrir a Caught. A los que prefieran historias con guiones bien armados e ideas bien llevadas a la pantalla, no la recomiendo. 


domingo, 17 de marzo de 2019

THE WOMAN


Título original: The Woman
Año: 2011
Duración: 103 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Lucky McKee.
Guion: Lucky McKee, Jack Ketchum.
Género: Terror, gore, secuela.
Reparto: Pollyanna McIntosh,  Sean Bridgers,  Angela Bettis,  Lauren Ashley Carter, Brandon Gerald Fuller,  Chris Krzykowski,  Marcia Bennett,  Zach Rand, Gordon Vincent,  Shyla Molhusen,  Carlee Baker,  Shelby Mailloux,  Lauren Petre.
Sinopsis: The Woman es la última superviviente del feroz clan que ha estado en la costa noreste durante décadas. Cuando el último miembro de su familia muere en una pelea con la policía, la mujer se encontrará sola, severamente herida y vulnerable. Ahora es una presa fácil para el cazador local, el abogado de éxito y hombre gravemente perturbado Christopher Cleek, el cual se embarcará en un desquiciado proyecto, capturarla y hacerla pedazos, una decisión que no tardará en amenazar su vida, la de su familia y la de La Mujer. Continuación del film de 2009, Offspring.
REVIEW/CRÍTICA
The Woman nos presenta una propuesta ciertamente original: una mujer que vive en el bosque y forma parte de un grupo antropófago es secuestrada por un cazador que la mantiene retenida en un sótano en unas condiciones infrahumanas con el propósito de educarla a su antojo.
Llegado a este punto, la película despliega con solvencia las peculiaridades de la familia del secuestrador.  Nos encontramos en un entorno doméstico absolutamente disfuncional, con un cabeza de familia que tiene sometida de la forma más vil y miserable a su mujer e hijos. 
A medida que el metraje avanza, la demencia se acrecenta y se hace más patente, repercutiendo de distinta forma entre los distintos miembros de la familia, dando lugar a secuencias verdaderamente perturbadoras  que en ocasiones, provocarán verdadera angustia en el espectador.

El guion tiene una calidad solvente, con un ritmo más que aceptable y unas interpretaciones muy bien ejecutadas. Mención aparte merece la actuación de Pollyanna McIntosh, llevando a cabo un papel sensacional como mujer caníbal, con unas expresiones, un semblante y una forma de transmitir sin pronunciar una palabra absolutamente soberbia. 
Este filme expone de una forma camuflada la consternación y monstruosidad que existe detrás de una aparente “familia perfecta”, invitando al público a una reflexión moral sobre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, lo que se debe y lo que no se debe hacer, con un componente psicológico muy fuerte.
Un largometraje que gustará a los que estén más o menos familiarizados con el género: altas dosis de violencia, un toque macabro y crudo pero sin caer en excesos.

PREMIOS
2011: Festival de Sitges: mejor guión



miércoles, 13 de marzo de 2019

ALTA TENSIÓN


Título original: Haute tension
Año: 2003
Duración: 90 min.
País: Francia
Director: Alexandre Aja
Género: Terror
Reparto: Cécile de France, Maïwenn, Philippe Nahon, Franck Khalfoun, Andrei Finti, Oana Pellea, Marco Claudiu Pascu.
Sinopsis: Marie (Cécile de France) va a pasar unos días a la casa de los padres de su mejor amiga Alex (Maïwenn), una granja rural aislada y rodeada de maizales, con la intención de estudiar con tranquilidad.
Cuando llega la noche, aparece un maldito asesino (Philippe Nahon), que implacablemente mata a todos los miembros de la familia, y de qué manera (padre, madre e hijo pequeño).
Comenzará a partir de este momento una cruenta lucha entre Marie y el asesino, con el objeto de liberar a su amiga Alex, la cual es presa y víctima inocente del supuesto psicópata.
REVIEW/CRÍTICA
Nos encontramos ante un filme de bajo presupuesto, con una producción correcta, donde se tuvieron que suprimir algunas escenas debido a su carga violenta. Se rodó en Rumanía y su estreno fue en Estados Unidos.
Con una atmósfera envolvente, una fotografía adecuada y un ritmo vibrante (especialmente la primera hora), Alta Tensión es capaz de causar horror en el espectador, sin necesidad de abusar de los planos gore ni de esos manidos sobresaltos que uno puede encontrarse en cualquier metraje de carácter comercial. Estamos ante una obra potente, con un uso de la iluminación y la cámara muy notables y un toque gore tremendamente efectivo.

La historia nos llevará a una casa de campo donde dos amigas (y los padres de una de ellas) tropezarán con un psicópata representado por un brillante Philippe Nahon, que dirigirá la trama hacia una persecución sin cuartel, sin concedernos ni un respiro, en un entorno oscuro y frenético donde la tensión es marca de la casa.
Alexandre Aja nos presenta un argumento sencillo, serio, con personalidad, que engancha desde el primer momento. Casi en su totalidad, el hilo argumental gira entorno a tres personajes, centrándose en la pelea desatada entre ellos. A partir de aquí veremos una exhibición de sangre, violencia explícita y directa, sin rodeos.
En cuanto a la parte final, el autor nos brinda un giro de guion totalmente inesperado,  con la clara premisa de dar un golpe de efecto y de originalidad. Aunque a mi modo de ver, esta conclusión tiene difícil encaje con el resto de la historia; hay partes del filme que después de conocer su desenlace resultan  totalmente incongruentes, desmejorando una obra que podría haber sido excelente de haber tenido una resolución más adecuada.
Frente a una rivalidad literalmente escalofriante como zombis, vampiros, monstruos, demonios, caníbales, hombres lobos, fantasmas, extraterrestres, casas embrujadas y todo tipo de criaturas y cosas malignas, acaba siendo demasiado sencillo que pase inadvertido el rol fundamental que los asesinos en serie y sus semejantes psicodestripadores han llevado a cabo en la historia del cine de terror. La razón de que esto suceda es porque los antagonistas de los metrajes proponen un reto a la hora marcar los límites del género. Si los monstruos (bichos, entidades malignas, etc.) son un elemento indispensable de cualquier obra de terror, y de facto son engendros no humanos, entonces los psicópatas en serie corresponden a un apartado que está directamente relacionado, pero diferente. Este tipo de cine ha sido etiquetado en numerosas ocasiones como “thiller psicológico” o películas de “asesinos en serie”, aunque parece razonable emplear una perspectiva más liberal de lo que se entiende por un filme de terror, al igual que los monstruos.

“No hay felicidad sin lágrimas, no hay vida sin muerte. Yo os daré motivos para llorar”. Lucian Staniak (asesino en serie)

PREMIOS
Festival de Sitges (2003): Mejor actriz (Cécile de France), Mejor director (Alexandre Aja), Mejor maquillaje (Gianetto De Rossi), Meliés de plata a la mejor cinta fantástica europea.


domingo, 10 de marzo de 2019

MELANCHOLIE DER ENGEL

Título original: Melancholie der Engel
Año: 2009
Duración: 159 min.
País: Alemania
Dirección: Marian Dora
Guion: Frank Oliver, Marian Dora
Reparto: Zenza Raggi,  Frank Oliver,  Janette Weller,  Bianca Schneider,  Patrizia Johann, Pietro Martellanza,  Margarethe von Stern,  Martina Adora,  Marc Anton, Tobias Sickert,  Ulli Lommel,  Jens Geutebrück.
Sinopsis: Brauth y Katze son dos ángeles de la muerte que viven en una desastrosa casa perdida en el bosque. Una noche, invitan a unirse a ellos a dos jóvenes asustadizas, Melanie y Bianca. Una vez allí, se suma al extraño grupo Heinrich, un excéntrico pintor, y su musa inválida, Clarissa. Rodeados de violencia, sexo y drogas, son introducidos en el submundo de la muerte. Heinrich y Clarissa saben lo que es el dolor, pero las dos jóvenes nunca habían vivido nada así, por lo que la primera reacción es huir. Sin embargo, para convertirse en ángeles deben conocer el dolor, pues solo de esa forma dejarán de ser humanos.
REVIEW/CRÍTICA
Melancholie der Engel es una de las películas más bizarras, extrañas, perturbadoras y repugnantes que he visto en mi vida. Estamos ante una obra que no deja margen a la indiferencia. Lenta como un deshielo, con unos planos casi interminables y una trama difícil de interpretar. Habrá muchos que hayan comprendido mejor su argumento leyendo una sinopsis de internet que viendo el propio filme.
Dirigida en 2009 por Marian Dora, nos encontramos ante una batería inacabable de secuencias espantosas y perturbadoras en un metraje tan sumamente enfermizo, que según cuentan algunas informaciones, existen investigaciones en universidades con el propósito de comprender qué idea tenía el autor y por qué rodaron esta película. Al parecer, el nombre de “Marian Dora” sólo es un seudónimo debido a supuestas amenazas de muerte que ha recibido, tanto ella como su familia, consecuencia del rodaje. Apenas hay información en internet sobre el/la director/a.
Lo que pretende ser una pieza bellamente representada, que deleita al espectador con imágenes sombrías, soñadoras, mórbidas y apacibles, se queda en eso, una ansiada pretensión que no concluye en nada. Entre los armoniosos paisajes, los diálogos en verso, los prados y edificios antiguos y la pérfida poesía, la cinta termina desembocando en una tortura cargante, casi silenciosa, con una fragancia psicodélica demasiado densa por momentos, donde exhibe sin compasión los instintos más profundos y decadentes del ser humano. 
Para poner en contexto al posible espectador de Melancholie der Engel hay que destacar algunos puntos y así entender mejor de qué estamos hablando. Veamos algunos ingredientes de este aderezo audiovisual: violencia explícita (representada de una forma tan gráfica que asusta), coprofagia y coprofilia (práctica con excrementos humanos reales), maltrato animal con un sadismo desenfrenado, humillaciones  sin límites, prácticas con orines humanos (también reales), torturas, violaciones, amputaciones…Y lo más importante de todo, que dura más de dos horas y media la película.
Imaginar las sensaciones y el mal cuerpo que te puede quedar al concluir el visionado del filme. No es difícil intuir que con este proyecto no se perseguía el gran prestigio ni la fama. Aun así, los que tengan algún interés en verla, que sepan que no es apta para todos los públicos, y mucho menos para estómagos sensibles.
Como nota positiva quiero destacar la música, que al contrario que todo lo demás, sí que me ha parecido muy buena. El sonido de fondo que puede apreciarse durante las secuencias dentro de la cabaña es uno de los puntos fuertes, creando una atmósfera siniestra e inquietante, donde el ambiente de locura y maldad resulta casi irrespirable. 
Otro dato reseñable es, que el metraje original tenía una duración de 195 minutos, pero la persistencia de uno de los actores (Frank Oliver) en excluir algunas escenas, que con toda seguridad habrían causado inconvenientes legales a la hora de su difusión en otros países, hizo que al final quedase “sólo” en 159 minutos.


jueves, 7 de marzo de 2019

ENCONTRÉ AL DIABLO


Director: Kim Jee-woon
Reparto: Lee Byung-hun, Choi Min-sik, Chun Kook-haun, Chun Ho-jin
Año: 2010
País: Corea del Sur
Duración: 141 min.
Título original: I Saw the Devil
Género: Thriller
Calificación: No recomendada a menores de 18 años
Sinopsis: Kyung-chul (Choi Min-sik, "Nameless Gangster", "Oldboy") es un psicópata peligroso que lleva cometiendo terribles asesinatos desde hace tiempo sin que la policía sea capaz de encontrarle. Sus métodos son extremadamente sangrientos y viles, y su abanico de víctimas va desde chicas jóvenes hasta niños. Pero todo cambia con su última víctima, Ju-yeon, la hija de un jefe de policía retirado, cuyo cadáver es hallado en un estado espantoso. El novio de la chica, Soo-hyun (Lee Byung-hun, "El bueno, el malo y el raro"), un agente secreto, queda destrozado por la noticia y decide dar personalmente con el asesino. A partir de ese momento Soo-hyun hará todo lo que esté en su mano para vengarse del criminal, incluso si eso le lleva a convertirse también en un monstruo.
REVIEW/CRÍTICA 
Encontré al diablo es uno de esos thriller que te meten de lleno dentro de la película y te sumergen en la mente de cada uno de los personajes. Tiene escenas muy duras capaces de mostrar violencia sin complejos, en un entorno de venganza pura que te mantendrá en tensión hasta el final.
El film gira entorno a un asesino en serie, un psicópata que no necesita ningún motivo para matar. Lo hace por el puro placer de asesinar, y además de una forma indiscriminada, sin importarle la raza, sexo o edad. La historia es un conglomerado compuesto de luchas cuerpo a cuerpo, venganzas crueles y sanguinarias y un enfermizo juego del “gato y el ratón”.
Lo que realmente le hace especial a esta trama es el enfoque de “venganza” tan característico que posee. El cazador se convierte en cazado. Una persona normal, cautiva de su propio dolor, impulsada al infierno, que será inducida a sacar su lado más perverso, calculador y despiadado, exterminando todo rasgo de bondad que yace en su interior.
La película es violenta y por momentos, incómoda. El efecto que puede llegar a producir en el espectador puede resumirse de la siguiente manera: impotencia, ira y desesperación. La brillante actuación del antagonista (Choi Min-sik) hará que sientas auténtica repulsión hacia él y sus conductas de crueldad irracional.
Nos encontramos ante la crónica de una vendetta diferente y encarnizada, detallada de una forma impecable, sin edulcorantes y con descaro. El ritmo no es excesivamente apresurado y te mantiene enganchado en una mezcla audiovisual de inmoralidad, sangre y ajustes de cuentas.
La gran lucha de los protagonistas nos brinda un filme brutal, descarnado, trágico, con pinceladas viscerales, por instantes repugnantes, que nos ilustra cómo los propios protagonistas se autodestruyen por diferentes causas.
Película muy recomendable que además deja hueco para la reflexión.

"Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti". Friedrich Nietzche
INFORMACIÓN ADICIONAL
Tras su paso en España por los festivales de San Sebastián y Sitges, donde causó furor entre el público por su espectacularidad y la solidez de sus interpretaciones, y recientemente por los de Toronto y Sundance donde la crítica la ha saludado como una de las imprescindibles y mejores películas asiáticas del año, "Encontré al diablo" es un impecable thriller de intriga que fácilmente ha sido comparado con películas como "SE7EN" de David Fincher o la misma "Oldboy" del también surcoreano Park Chan-wook.
PREMIOS Y FESTIVALES
Festival de Sundance 2010
Festival de Toronto 2010 - Sección Oficial
Festival Fantasporto - Premio a la Mejor Dirección y Premio Orient Express a la Mejor Película Asiática
Festival de Sitges 2010 – Sección Oficial Fantástico 
Festival de San Sebastian 2010 - Sección Oficial 
Festival de Las Palmas 2011 
FANT Bilbao 2011 (Festival de Cine Fantástico de Bilbao) – Premio del Público

TRÁILER ENCONTRÉ AL DIABLO

miércoles, 6 de marzo de 2019

MARTYRS


Nacionalidad: Francia
Año: 2008
Director: Pascal Laugier
Guión: Pascal Laugier
Intérpretes: Morjana Alaoui, Mylène Jampanoï
Sinopsis: Lucie, quince años después de su cautiverio, cree haber encontrado a los responsables del mismo. Fusil en mano irrumpirá en el hogar de quienes considera culpables para sembrar el caos y cumplir su venganza.

REVIEW/CRÍTICA
Esta es una obra de la que resulta difícil escribir, y no porque su trama sea muy densa o compleja, sino porque referirme a ella supone rememorar las sensaciones que experimenté cuando la vi. Hace apenas unos días pude ver esta película y creo que es uno de esos films que tiene que visualizarse, al menos, una vez en la vida.
No solo estamos hablando de un producto que audiovisualmente no es malo, más bien todo lo contrario, sino de una experiencia que muchas personas solo querrán vivir una vez. Martyrs es un metraje de origen francés, del año 2008, dirigido por Pascal Laugier. Desde el inicio es difícil saber a dónde quiere llegar el autor debido a su esencia cruel y transgresora, pero una vez que te desvela la idea principal, toda la locura que subyace se multiplica hasta límites insospechados. Paradójicamente, el espectador en su anhelo por encontrar una explicación racional sobre el desconcertante espectáculo representado ante sus córneas, acaba dándose de bruces con una premisa perfectamente razonada, que resulta aún más irracional y aterradora, exhibiendo de manera lacerante la inhumanidad y abyección que el hombre es capaz de alcanzar con sus creencias y dogmas más radicales.
La película nos adentra en un entorno lleno de crudeza, violencia explícita y visceralidad, que mortifica de manera severa, tanto física como psicológicamente, a cualquier ser humano que posea el más mínimo aspecto de compasión y humanidad por otro. Uno de los componentes que refrendan todo lo mencionado lo descubrimos en el último tercio del filme, donde la protagonista es sometida a una atroz tortura física/psicológica. Esta fase, debido a su ambientación y forma llega a provocar un gran impacto en el propio espectador, como consecuencia de una atmósfera de desesperación y carencia de esperanza alguna. Unido a todo este cóctel demencial nos encontramos con el trato sufrido por los mártires de la trama; la culpa recibida y los trastornos mentales se manifiestan con tal ensañamiento que los mismos sujetos ruegan por una depuración de sus cuerpos, ya sea propia, ajena o divina, con el fin de liberarse de las pesadumbres del pasado que corroen su ser.
Martyrs no es una película recomendable para todo el mundo. Es una obra que deja una huella convulsa, que desgasta e intimida a nivel emocional. Puede que algunos ni siquiera puedan llegar al final de la historia…fuerte, perturbadora y estremecedora en muchos sentidos. Sin duda es una experiencia distinta a lo que puede ofrecerte el cine convencional.

PREMIOS
2008: Festival de Sitges: mejor maquillaje


TRÁILER MARTYRS
MAKING OF MARTYRS




I SPIT ON YOUR GRAVE

Título original: I Spit on Your Grave Año: 2010 Duración: 107 min. País: Estados Unidos Dirección: Steven R. Monroe Guion: Stuart...